Skip to content
2863 Executive Park Drive Suite 106 Weston, FL 33331 954-769-1285
Family Therapy Group of Weston

Ya de por sí la vuelta a clases implica ansiedad, nervios, excitación, etc. Con la nueva normalidad, los niños y adolescentes enfrentarán algo completamente distinto. Incluso los padres, quienes también deberán adaptarse a la nueva era y al cambio.

Tapabocas, mascarillas, distanciamiento, higiene constante, cambio de horarios y nuevas medidas para lograr una convivencia en el aula. Todos estos cambios pueden provocar una ansiedad extra a la normal en niños y adolescentes.

Debemos prestar especial atención a aquellos estudiantes que encima se encuentran en una etapa de transición, como puede ser el preescolar, primer grado, comienzo de secundaria e incluso el último año escolar. También puede causar mayor estrés si arrancan en una nueva escuela, si su grupo de amigos está separado y demás.

Los padres debemos acompañar esta situación transmitiendo paz y calma. Ser empáticos y respetar los tiempos de cada chico. Sabemos que no todos afrontarán este regreso de igual modo. Hay algunas cosas que debemos tener en cuenta…

 

Los miedos pueden ser distintos según la edad

Los más pequeños tendrán sus miedos más comunes potenciados. Como puede ser el desapego o estar lejos de mamá o papá. La adaptación podrá ser más extensa de lo normal y el acompañamiento a estos niños deberá ser con absoluta empatía y cariño, respetando los tiempos de cada uno.

En lo más grandes, el estrés puede estar ligado a un cambio en el ritmo del estudio. Al estar cursando de forma remota y desde la casa, los chicos (en la mayoría de los casos) han manejado sus tiempos a su antojo y se ha perdido un poco la rutina y los horarios.

Lo que sí atraviesa la edad es el miedo al contagio, no solo propio sino el de poder contagiar a sus familiares. Debemos tener mayor atención a aquellos que hayan visto la enfermedad de cerca o incluso hayan perdido algún familiar querido.

Naturalicemos la vuelta a la escuela

Es muy importante poder hablar con los chicos con respecto al tema. Cómo se sienten, no presionarlos y acompañar la situación sin agravarla o inducir el miedo.

Incluso hasta los padres mismos pueden sentir más miedo que sus hijos, pero tenemos que intentar minimizarlo y priorizarlos a ellos.

 

Anticiparse al comienzo

Si nuestro hijo ya siente ansiedad de antemano, lo mejor sería poder anticiparnos.

Como por ejemplo, ir a la escuela antes, recorrerla, pasar con el auto “accidentalmente”, hablar del colegio con nuestro hijos, y también hablar con la maestra si se puede contándole cuáles son sus mayores temores.

Los efectos de la pandemia se verán hasta meses o incluso años después de que acabe. No solo en el colegio, también en los trabajos, en nuestra forma de socializar, de comer, de hablar, de salir y demás cosas.

Tendremos que estar atentos a los posibles estigmas o prejuicios que pueda llegar a ver como por ejemplo en personas con nacionalidad china, médicos, hijos de médicos, y/o en personas que hayan contraído la enfermedad.

La vuelta al cole puede llegar a ser traumática, pero podemos anticiparnos y que sea algo alegre y hermoso, como lo ha sido siempre. Si usted siente que necesita ayuda o apoyo durante estos cambios, estamos aqui para ayudarlos.

Scroll To Top